10 pautas para valorar coches de segunda mano

Acertar con coches de segunda mano puede ser lo más parecido a jugar a la ruleta si no cuentas con los conocimientos necesarios. Para ayudarte en ese cometido, hemos reunido la siguiente lista de consejos útiles que tienen que ver con la inspección a fondo de vehículos segunda mano.

Por supuesto, debes combinar esta inspección pre compra con otros trámites imprescindibles como comprobar que todo los papeles del coche se encuentran actualizados y el precio de venta corresponde con el estado general del automóvil. Con todo, ¡presta atención a los siguientes aspectos para dar en la diana!

Indicaciones para comprar coches de segunda mano

Toma nota de estos puntos útiles para evitar decepciones innecesarias y que tu compra de un coche de segunda mano represente un éxito sin paliativos.

1. Dirección. Una de las facetas más importantes. Testea que la dirección recobra su rectitud cuando giras con el automóvil en marcha. De igual manera, puedes comprobar cuando vayas conduciendo en un trayecto recto a 80-100 km/h, al soltar unos segundos el volante, valora en esa circunstancia si el coche tiende a inclinarse hacia izquierda o derecha.

2. Arranque. Un vehículo con inyección electrónica debe arrancar ipso facto. Si no lo hace de manera inmediata o el ralentí es estable puede haber averías camufladas que salgan a la luz en unos meses (cilindros, sistema de alimentación,etc).

3. Transmisión. Presta atención al momento en el cual giras y aceleras simultáneamente y si el coche produce algún tipo de ruido o chasquido. Si los escuchas, es una señal clara de que el vehículo presenta problemas. También, revisa visualmente la juntas de gomas que se ubican en la cara anterior de las ruedas.

4. Suspensión. El sistema de amortiguación de un vehículo es uno de los seguros con los que cuentas en tu conducción. En la prueba del coche, presta especial atención a que el coche no se hunda ligeramente hacia delante o algún lado después de frenar en seco o bien existan manchas de aceite tras las ruedas.

5. Escape. Aquí la pista te la puede dar el color de la combustión. Color blanco tiene que ver con la falta de carburante en la combustión, negro que consume demasiado combustible y azul un motor excesivamente desgastado.

6. Faros. No dejes pasar la comprobación de los faros del automóvil, desde los faros antiniebla hasta los intermitentes. ¡Ojo! Si produce fallos en la intensidad y ésta no es constante, puede referirse al alternador o cableado.

7. Líquidos. Chequea que el aceite no se encuentra ni muy negro ni muy viscoso, que el líquido de frenos no esté muy oscuro y de igual manera el buen estado del líquido anticongelante.

8. Cambios. Cuando metas las marchas, éstas deben entrar con suavidad y sin demasiadas holguras. También, fíjate que cuando el coche esté en punto muerto y pises el embrague, éste no presente ruidos. Si sucede así, es necesario revisar el líquido de la caja de cambios.

9. Frenos. Uno de los aspectos imprescindibles para un chequeo a fondo por razones obvias. En la prueba de coche, frena con contundencia. Comprueba que el vehículo al hacerlo no se escore, los discos de freno emitan ruido excesivo y comprueba también el estado del ABS.

10.Climatización. En lo que respecta a la climatización, revisa que el sistema emita aire frío en menos de un minuto. Si no lo hace así, puede deberse a que simplemente necesite una recarga de líquido o bien algo más importante como una fuga en el circuito.

Conclusión

Ahora ya tienes a tu disposición una serie de indicios que te darán la seguridad necesaria para que aciertes de pleno. La compra de coches de segunda mano no tiene porqué representar una pérdida si eres lo suficientemente exhaustivo en el proceso de compra.

Contar además con el apoyo o la tercera opinión de un profesional del sector representa un comodín de utilidad para esos detalles que se pueden escapar tras una primera revisión. ¡Anímate a poner en práctica estos consejos y logra el trato ideal para tu bolsillo!